Ayuntamiento

Sorprendido el conductor de un turismo cuando triplicaba la velocidad máxima permitida

Cieza.es | 3 de octubre de 2022 a las 09:36

Circulaba a 143 km/h en un tramo limitado a 50 km/h. Ha sido investigado como presunto autor de delito contra la seguridad vial.

La Guardia Civil de la Región de Murcia investigó en Cieza, el pasado martes, al conductor de un turismo que fue detectado circulando por la N-301 a 143 km/h, en un tramo limitado a 50 km/h.

La actuación se encuentra enmarcada en uno de los dispositivos de inspección de velocidad establecidos por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia en coordinación con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

Los hechos tuvieron lugar durante la tarde del pasado martes, 27 de septiembre, cuando efectivos del Sector de Tráfico de la Benemérita se encontraban realizando un control estático de velocidad en la carretera nacional N-301, que une Madrid con Cartagena, a la altura del término municipal de Cieza.

Mientras se llevaba a cabo el dispositivo, los guardias civiles detectaron a un turismo circulando a 143 km/h en un tramo limitado a 50 km/h, superando con ello la velocidad máxima permitida en 93 km/h.

Instantes después de detectar la comisión del delito, la patrulla de Tráfico de inició el seguimiento del vehículo infractor a distancia, logrando su detención en el interior de la población de Cieza, donde identificaron a los cinco ocupantes del automóvil y notificaron al conductor la infracción penal cometida.

Una vez detenido el vehículo e identificado su conductor -un varón, de 19 años-, que se desplazaba junto a cuatro amigos desde Blanca hasta Cieza por motivos de ocio, se procedió a su investigación y posterior puesta a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Cieza para la celebración del correspondiente juicio.

Al investigado se le instruyeron diligencias como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor a una velocidad superior en 80 km/h a la permitida en vía interurbana, quedando el turismo en poder de su propietario y a disposición de la autoridad judicial conocedora de los hechos

Este delito se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de tres a seis meses, multa de seis a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a un años y hasta 4 años.